La diabetes gestacional no solo aumenta el riesgo de padecer diabetes tipo 2 en las madres tras el parto, sino también en los padres, según un estudio realizado por el Research Institute de la McGill University Health Centre (Canadá).

La investigación, publicada en ‘Diabetes Care, ha revelado que los hombres cuyas parejas padecen la diabetes gestacional tienen un 33 por ciento más de episodios de diabetes tipo 2 que aquellos cuyas parejas no fueron diagnosticadas con esta patología.

La endocrinóloga de la McGill University Health Centre y autora del estudio, Kaberi Dasgupta, ha señalado que “este es el primer estudio que demuestra una relación entre la diabetes gestacional en madres y la incidencia de diabetes en padres”.

Esto se puede deber a que las parejas comparten hábitos, costumbres y un entorno social y cultural. Dasgupta ha explicado que “algunos estudios previos indicaban que los hábitos de alimentación poco saludables y una escasa actividad física son costumbres que pueden ser compartidas en la familia. Nuestros datos sugieren que la diabetes gestacional puede ser usada como herramienta para la detección y prevención de la diabetes tipo 2 en padre”.

Como ha señalado Dasgupta, investigaciones anteriores ya habían demostrado que las parejas son similares en cuanto al peso y a la actividad física, pero es la primera vez que se relaciona la diabetes gestacional con la diabetes tipo 2 de los padres. La diabetes gestacional suele tener lugar en mujeres embarazadas en el comienzo y a la mitad de la edad adulta.

Para realizar el estudio, se seleccionaron los datos de partos únicos que tuvieron lugar entre 1990 y 2007 y en los que la madre fue diagnosticada con la diabetes gestacional, y se relacionaron con los registros de salud, nacimiento y muertes de la provincia de Québec. En total, más de 70.000 padres fueron evaluados, de los cuales la mitad tenían una pareja que había sido diagnosticada con diabetes gestacional.