Un equipo del Instituto de Ciencia Weizmann, en Israel, ha desarrollado un algoritmo para predecir la diabetes gestacional. Este es capaz de identificar a las mujeres con alto riesgo de padecer dicha patología. La predicción es confiable si se lleva a cabo durante las primeras semanas del embarazo, o antes de que se produzca.

Hasta ahora, la diabetes gestacional solía ser diagnosticada durante el tercer trimestre del embarazo. Esta enfermedad está caracterizada por los altos niveles de glucosa en sangre que la paciente muestra durante el periodo de embarazo. Entre el 3 y el 9 por ciento de las mujeres embarazadas presentan esta afección, sufriendo complicaciones para la salud de madre y bebé.

Parámetros del algoritmo

Inicialmente, el algoritmo fue probado en 450.000 mujeres embarazadas entre 2010 y 2017. Los investigadores midieron 2.000 parámetros para valorar cuales eran capaces de predecir la diabetes gestacional. Entre ellos, solo 9 resultaron ser efectivos para identificar correctamente a las mujeres con alto riesgo de desarrollar diabetes.

Entre los parámetros se incluyen indicadores como la edad, el índice de masa corporal, los antecedentes familiares en diabetes, o las pruebas de glucosa en sangre tomadas durante embarazos previos de la paciente.

Resultados finales

Para probar su correcto funcionamiento, se aplicó el algoritmo a 140.000 mujeres que no habían participado en el análisis inicial. Los resultados mostraron la capacidad de este para identificar con precisión a las mujeres que, posteriormente, desarrollaron diabetes gestacional.

Validados los hallazgos del estudio, los investigadores indicaron que podría ser posible establecer de antemano si una mujer tiene un alto riesgo de desarrollar diabetes gestacional respondiendo 9 preguntas.

Beneficios médicos

Tener al alcance de profesionales médicos un algoritmo para predecir la diabetes gestacional, les permite llevar a cabo una intervención temprana. Se trata de un avance que podría facilitar un mejor apoyo y estímulo de las mujeres embarazadas para que realicen los cambios apropiados en su estilo de vida. Así, estas serían capaces de reducir el riesgo o mitigar los picos de glucosa en sangre.

El profesor Eran Segal, del equipo dirigente de la investigación, afirmó que su objetivo final siempre ha sido “ayudar al sistema de salud a tomar medidas para prevenir la diabetes durante el embarazo”.