Según hemos podido leer en la publicación on line MedicalXpress, los pacientes con diabetes deben tener un estilo de vida saludable, exactamente igual que el de las personas que no padecen la enfermedad. Un nuevo estudio publicado en la revista Diabetología sugiere que el estilo de vida para las personas con diabetes no debe ser diferente de la de la población general, si bien las personas con diabetes pueden beneficiarse más de algunos aspectos de ese tipo de estilo de vida, como por ejemplo en la nutrición.

La investigación ha estado capitaneada por el Dr. Diewertje Sluik, del departamento de Epidemiología, Instituto Alemán de Nutrición Humana Potsdam-Rehbruecke, Nuthetal, Alemania, y sus colegas. En su trabajo analizaron si las asociaciones entre los factores de estilo de vida y el riesgo de mortalidad eran diferentes entre las personas con y sin diabetes.

En el estudio participaron casi 7000 pacientes con diabetes y más de 250.000 sin diabetes, lo que índica la enorme muestra seleccionada y por tanto la certeza de las conclusiones. Los factores de riesgo que se estudiaron fueron el índice de masa corporal, la relación cintura/altura, más de 25 grupos de alimentos distintos, el consumo de alcohol, la actividad física en el tiempo libre y el tabaco.

estilo de vida saludable

estilo de vida saludable

Como era de esperar, los investigadores encontraron que la mortalidad global fue un 62% mayor en las personas con diabetes en comparación con los que no. Las complicaciones de la enfermedad acaban siendo la causa principal de esos fallecimientos.

También se confirmaron argumentos de siempre. Por ejemplo la ingesta de frutas, verduras, nueces, semillas, aceite de pasta, pollo y verduras se relacionó con un menor riesgo de mortalidad y la ingesta de mantequilla y margarina con todo lo contrario. Todo esto tanto en pacientes con diabetes como en pacientes sin diabetes. Sin embargo los beneficios para la salud de una dieta saludable fueron más notorios en los pacientes con diabetes, que presentaron mejores controles, que en aquellos que no padecían diabetes.

En cuanto al estilo de vida no se detectaron diferencias entre las personas con y sin diabetes incluyendo en el estudio aspectos como el consumo de alcohol, la actividad física o el tabaquismo. Los autores aseguran: “Parece que la ingesta de algunos grupos de alimentos es más beneficioso (frutas, legumbres, frutos secos, semillas, pasta, pollo, aceite vegetal) o más perjudicial (refrescos, mantequilla, margarina, pasteles, galletas) con respecto al riesgo de mortalidad en personas con diabetes. Esto puede indicar que las personas con diabetes pueden beneficiarse más de una dieta saludable que las personas sin diabetes. Sin embargo en cuanto al estilo de vida las recomendaciones para una dieta saludable deben ser similares para las personas con o sin diabetes.