Los frutos secos pueden ser unos grandes aliados en el tratamiento de nuestra diabetes. Un buen control de nuestra alimentación enriquecida con estos tesoros de la naturaleza sin duda puede ayudar a que nuestro índice glucémico se mantenga en óptimas condiciones. Para hablar sobre los frutos secos hemos acudido al dietista y nutricionista Javier Gascó, colegiado en el Colegio Oficial de Dietistas y Nutricioinistas de la Comunidad Valenciana quien en este vídeo nos comenta entre otras cosas, cuantas veces al día podemos comer frutos secos y en que cantidad. Además nos explica con todo lujo de detalle cuales son sus propiedades más beneficiosas para nuestro organismo, como por ejemplo que los frutos secos como las nueces, avellanas, almendras o castañas contribuyen a reducir hasta en un 50% el riesgo de padecer infartos

Pregunta: ¿Son los frutos secos tan recomendables como dicen?

Respuesta: Los frutos secos son llamados así porque todos tienen una característica en común: en su composición natural tienen menos de un 50% de agua. Son alimentos muy energéticos, ricos en grasas, proteínas y minerales. Según el tipo de fruto seco, también pueden aportar buenas cantidades de vitaminas (grupo B) o ácidos grasos omega 3 (poliinsaturados).

P: ¿Qué beneficios aportan?

R: Los frutos secos son muy ricos en algunos elementos beneficiosos para la salud, por ejemplo, contienen vitamina E, que tiene propiedades antioxidantes. Poseen la mayoría de las vitaminas B, convirtiéndolos en un alimento muy apropiado para aquellas personas vegetarianas que quieran prescindir de aporte cárnico.
El contenido en calcio hace que sean en algunos casos sustitutivos de la leche y prevenir la osteoporosis. Son ricos en fibras y su ingesta produce un tránsito rápido de alimentos por el tracto intestinal previniendo el estreñimiento.
Casi todos los frutos secos contienen un gran aporte calórico y de hidratos de carbono, bueno para los atletas.
Reduce el colesterol (omega 3), disminuyen el riesgo de diabetes tipo 2 al controlar la glucemia y buenos en situaciones de esfuerzo intelectual.

P: ¿Y sus riesgos?

R: Es importante comentar que los frutos secos pueden desencadenar reacciones alérgicas en personas muy sensibles, por lo cual estas personas deben evitar consumirlos. También suelen producir fermentaciones en el intestino, provocando flatulencias.
No son, sin embargo, recomendables en las dietas hipocalóricas, por lo general, debido a su alto contenido calórico, pero sí en pequeñas cantidades.

P: ¿Cuales son los frutos secos más sanos? ¿Cuales deberíamos evitar?

R: No hay alimentos buenos ni malos, y la clave del comer bien radica en la moderación. Los frutos secos como las nueces, avellanas, almendras o castañas contribuyen a reducir hasta en un 50% el riesgo de padecer infartos.
Reducir el consumo excesivo por el alto aporte calórico y en caso de alergias.

P:- En una dieta que cantidad de frutos secos se puede consumir al día

R: Debido a su composición grasa, son alimentos de alto valor calórico, por lo que no se deben consumir en exceso, ya que suponen un gran aporte de energía y podrían contribuir al desarrollo de sobrepeso. Por ello, las recomendaciones diarias vienen a ser una media de unos 30 gramos al día.

P: – Cuantos frutos secos puede consumir una persona con diabetes 

a connections concerning lumination plus shape stresses a shape of your mobility is definitely the properties with replica watches forum.

Nuestros Aliados los Frutos secos

Nuestros Aliados los Frutos secos

R: La cantidad recomendada seria la misma que para los no diabéticos (30gr. diarios) pero a la hora de elegir los, podemos seccionar aquellos que mejoren al diabético.
Tomar nueces ayuda a mejorar la diabetes en personas que están predispuestas a padecer esta enfermedad o son resistentes a la insulina.
Los pistacho ayudan a controlar la glucosa en sangre después de las comidas (glucemia postprandial) teniendo un efecto beneficioso para los pacientes con síndrome metabólico.