Investigadores del Wake Forest Baptist Medical Center, de Estados Unidos, han descubierto que la proteína IHoP puede desempeñar un papel importante a la hora de regular los niveles de azucar en sangre y que, podría servir a la hora de tratar la diabetes de tipo 1.

“Esta información puede cambiar la idea que teníamos sobre las causas de la diabetes de tipo 1”, ha señalado uno de los autores del estudio, Bryon E. Petersen. “El descubrimiento abre la puerta a una mejor comprensión y al desarrollo de nuevos tratamientos para esta enfermedad que en la actualidad es incurable”, ha argumentado.

El páncreas de las personas que padecen diabetes tipo 1 no produce suficiente insulina y sus niveles de azucar en sangre son demasiado altos. La proteina IHoP se encuentra en los islotes pancreáticos, grupos de células que segregan insulina y glucagón, que trabajan juntos a la hora de regular el azúcar en la sangre.

Así, en individuos sanos, el glucagón aumenta los niveles de azúcar en la sangre y la insulina ayuda a reducirlos, al trasladar el azúcar de la sangre a las células del cuerpo. En las personas con diabetes tipo 1, el páncreas no produce suficiente insulina y los niveles de azúcar en la sangre son demasiado altos.

Durante la investigación, los pacientes y ratones que no habían desarrollado aún la diabetes tenían niveles altos de IHoP pero, una vez que empezaron a desarrollar la enfermedad, no existían indicios de la proteína, por lo que los investigadores creen que puede regular los niveles de azucar en sangre, al equilibrar la insulina y el glucagón.

“IHoP parece mantener la regulación de los niveles de azucar en sangre bajo control. Cuando no esta presente, el páncreas vive una situación crítica y el proceso deriva en diabetes de tipo 1”, ha señalado el autor principal del estudio, Seh-Hoon Oh.