La diabetes gestacional ocurre cuando una mujer embarazada tiene niveles más altos de lo normal de glucosa o azúcar en la sangre. Las mujeres que han sido diagnosticadas con diabetes gestacional se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en el futuro. Se cree que la diabetes gestacional se produce debido a una combinación de anomalías metabólicas subyacentes en la madre y cambios metabólicos temporales que tienen lugar durante el embarazo. Ahora se sabe algo más sobre la diabetes gestacional y sobretodo de la posibilidad de que esa diabetes gestacional acabe siendo diabetes tipo 2 en el futuro según señala el investigador Baiju R. Shah, de la Universidad de Toronto, el Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook y el Instituto de Ciencias Clínicas Evaluativas en Toronto, Ontario, Canadá.

Shah dirige una investigación que ha demostrado que el sexo de un feto puede afectar al riesgo de la madre de desarrollar diabetes gestacional o diabetes tipo 2 en el futuro. Según revela el estudio, publicado enJournal of Clinical Endocrinology & Metabolism, las mujeres que tenían hijos eran más propensas a desarrollar diabetes tipo2 que las mujeres que tuvieron una hija. “Nuestros hallazgos sugieren que un feto masculino conduce a mayores cambios metabólicos asociados con el embarazo que los que produce un feto femenino”, explica este experto.

Su estudio de cohorte retrospectivo basado en la población utilizó los registros de seguros de Ontario para analizar la tasa de casos de diabetes tipo 2 entre casi 643.000 mujeres que tuvieron su primer hijo entre abril de 2000 y marzo de 2010, incluyendo sólo en la investigación los nacimientos simples. Aunque los investigadores hallaron que las mujeres que tenían niños eran más propensas a desarrollar diabetes gestacional, las mujeres que desarrollaron diabetes gestacional mientras estaban embarazadas de hijas estaban en menor riesgo de ser diagnosticadas con diabetes tipo 2 después del embarazo. Esto sugiere que estas mujeres tenían anormalidades metabólicas subyacentes más serias que las hacen más susceptibles a la diabetes gestacional, incluso sin el impacto agregado de un feto masculino en desarrollo, detalla Shah. Este estudio sugiere que el bebé puede ayudar a comprender mejor la salud de la madre y a predecir sus riesgos para enfermedades futuras, algo muy importante.