Los casos de diabetes en España se han disparado en los últimos veintitrés años. Según un estudio internacional que publicó ayer “The Lancet“, entre 1990 y 2013, los casos de diabetes han aumentado un 90 por ciento en el país, aunque entendemos que se trata de diabetes tipo 2 ya que la información en origen no lo confirma. Además, este estudio advierte que más del 95 por ciento de la población mundial tiene algún problema de salud, y a medida que aumente, y con ella el número de ancianos, las personas que viven en condiciones “no del todo saludables” también crecerán en los próximos años. Con lo que se confirma todas las tendencias alcistas de casos de diabetes en todo el mundo. Una cifras que no paran de crecer.

Este trabajo, realizado por más de un millar de investigadores de cien países y coordinado por el Instituto de Sanidad y Evaluación de la Universidad de Washington, concluye que en 2013 las principales dolencias inhabilitantes pero no mortales en España fueron la diabetes, la lumbalgia, el dolor de cervicales, la depresión, las caídas, los problemas de audición relacionados con la edad, la migraña, otros trastornos musculares, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y la ansiedad.

Según el estudio, la esperanza de vida en España ha mejorado en los últimos años, pero con ello también ha crecido el número de enfermedades no mortales que desde 1990 son “una amenaza creciente para la salud de los españoles”, asegura el epidemiólogo Ferrán Catalá-López, miembro de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y colaborador en este trabajo. “Los resultados sobre el creciente número de casos de diabetes en España debe servir para orientar los debates de establecimiento de políticas sanitarias y reorientar los servicios sanitarios”, añadió.