Dexcom ha anunciado en las últimas horas que el sistema de MCG Dexcom G6 ha recibido el marcado CE para su uso durante el embarazo en la UE, y estará disponible pronto, comenzando en Reino Unido en la primavera de 2020.

Los niveles de glucosa no controlados adecuadamente en mujeres embarazadas con diabetes de tipo 1, tipo 2 o gestacional pueden provocar graves problemas para la madre y el niño, y las soluciones para controlar la diabetes durante el embarazo son actualmente limitadas. El marcado CE de Dexcom G6 para mujeres embarazadas ofrece más opciones tanto a los profesionales de la salud como a los pacientes para controlar su enfermedad.

“Estamos emocionados de que Dexcom G6 haya recibido el marcado CE en la UE para su uso durante el embarazo. Es un desarrollo que cambia la vida de este grupo de pacientes y resalta nuestra misión continua de innovar en nombre de todas las personas que viven con diabetes”, declara Erik Bjorkman, director general de Dexcom y vicepresidente de EMEA.

Los niveles de glucosa son difíciles de gestionar durante el embarazo debido a la creciente necesidad y resistencia a la insulina. El MCG es un medio para medir los niveles de glucosa de forma continua a lo largo del día y la noche y puede proporcionar una visión a corto plazo de la eficacia de las intervenciones en la diabetes. Con el sistema de MCG Dexcom G6 disponible ya para su uso durante el embarazo, las mujeres embarazadas que sufren diabetes de tipo 1, tipo 2 o gestacional pueden tener sus datos de MCG fácilmente disponibles, lo que puede ayudar a que su diabetes sea más fácil de tratar.

Además, con la aplicación Dexcom G6, los pacientes pueden compartir su información de glucosa con hasta cinco personas que tengan la aplicación Dexcom Follow App y una conexión a Internet. Esta función adicional permite a la familia y a los seres queridos supervisar a los pacientes de forma remota para una mayor tranquilidad. También facilita la gestión durante el embarazo y el intercambio de datos sanitarios con el profesional médico.

“Las mujeres con diabetes de tipo 1 o 2 embarazadas o las que padecen diabetes gestacional suelen necesitar seis o más pinchazos en el dedo al día, que se deben hacer por la noche, antes de las comidas, así como después de las comidas y los refrigerios. De esta forma pueden gestionar sus niveles de glucosa con confianza durante el embarazo y les ayuda a dar a luz a bebés sanos”, afirma Helen Murphy, MD, profesora de medicina en la Universidad de East Anglia en Norwich (Reino Unido).

Para consultas sobre el uso del Dexcom G6 durante el embarazo, por favor consulte a su proveedor de atención médica.