Hospital Quirón, con motivo del Día Nacional de la Nutrición, realizará el próximo lunes estudios gratuitos para evaluar el grado de sobrepeso y hábitos alimenticios de las personas que se acerquen al stand habilitado a la entrada del hospital. La jornada se completará con una charla dedicada a transmitir hábitos alimentarios saludables en el núcleo familiar.

Según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad, el 44,5 por ciento de los niños españoles padece sobrepeso, lo que sitúa a España a la cabeza de Europa en obesidad infantil. Este exceso de peso es mayor en varones que en mujeres, y su prevalencia se incrementa en los niños que no desayunan, que comen en casa y que llevan una vida sedentaria.

Los expertos advierten de que los niños con problemas de obesidad pueden enfrentarse a serios problemas de salud no sólo a largo plazo sino también a corto plazo, tales como diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares o las relacionadas con la hipertensión e la hipercolesterolemia, trastornos respiratorios durante el sueño y enfermedades de tipo ansioso-depresivo.

En este sentido, la especialista en endocrinología infantil de Hospital Quirón Valencia, la doctora Almudena Navarro, ha destacado que “es realmente importante impedir que los niños obesos lleguen a la edad adulta con este problema, no sólo para evitar las complicaciones mencionadas previamente, sino porque tanto su calidad como esperanza de vida se ve reducida considerablemente”.

Para evitar la obesidad en los niños, la nutricionista clínica de Hospital Quirón Valencia, doctora Carina Gimeno, aconseja “evitar la sobrealimentación y no utilizar jamás la comida como un premio o castigo para el niño“. Así, recomienda ofrecer a los pequeños un desayuno equilibrado que incluya cereales o pan, zumos naturales o fruta y lácteos, una merienda sana que no incluya bollería y dar gran importancia a la actividad física y deportiva eligiendo juegos o actividades que impliquen su práctica. “Y, sobre todo, predicar con el ejemplo, siguiendo unas pautas dietéticas saludables en familia”, ha señalado.

En cuanto a cuál es la dieta más aconsejable durante la infancia, la doctora Carina Gimeno aconseja “una dieta equilibrada baja en grasas saturadas, siguiendo el modelo de la dieta mediterránea“, en la cual se incluyan alimentos ricos en hidratos de carbono, tales como pasta, arroz, patata; un consumo moderado de aceite, preferentemente de oliva; pescado; y huevos y carne, tres o cuatro veces por semana; tres piezas de frutas y dos de verduras al día; legumbres de dos a tres veces por semana; tres raciones diarias de lácteos, y un consumo mínimo de litro y medio de agua al día.