Dormir mal, o tener patrones de sueño cambiados favorece la aparición de la diabetes. El descanso de las personas es muy importante. Más del 40% de la población no duerme bien, y no descansa como debe lo que sin duda desencadena con posterioridad en problemas de salud. Un correcto descanso garantiza un mejor funcionamiento de nuestro metabolismo, y eso a su vez previene la aparición de enfermedades como la diabetes, directamente relacionadas con el funcionamiento de nuestro cuerpo y metabolismo.

Un estudio reciente realizado por miembros del departamento de Biología Celular Molecular en el Laboratorio de Neurofisiología del Leiden University Medical Center, Países Bajos, ha mostrado, en ratones, que cambiar los patrones de sueño en las personas pueden favorecer la aparición de diabetes y obesidad. En definitiva confirma lo dicho anteriormente.

Para hacer este descubrimiento, que ha sido publicado en la revista ‘Faseb’, los investigadores expusieron a ratones a la luz constante, lo que provocó una alteración de su ‘reloj interno’ que, incluso, llegó a un nivel que, normalmente, se produce durante el envejecimiento. Las pruebas a los animales se desarrollaron durante varias semanas hasta dar con la clave y extraer una información que tiene su aplicación al ser humano, a las personas.

diabetes y patrones de sueño

diabetes y patrones de sueño

Tras esas pruebas, los ratones perdieron sus bioritmos de 24 horas en el metabolismo de la energía y curiosamente también su sensibilidad a la insulina, lo que indica que el deterioro leve de la función de reloj del descanso tuvo “graves consecuencias metabólicas”.

Una estudio que puede arrojar algunas conclusiones. La más destacada es la importancia que tiene el sueño reparador y el correcto descanso en pacientes con diabetes. El descanso está directamente relacionado con nuestro metabolismo. A mejor descanso mejor funcionamiento del mismo, y la inversa, peores consecuencias.

Fuente imagen: http://www.freedigitalphotos.net/