Un nuevo estudio sugiere que trabajar de noche puede alterar la tolerancia a la glucosa de la persona y por tanto esta tener un mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Los resultados de la investigación muestran que los niveles de glucosa eran un 16 por ciento más alto durante la noche de trabajo, en comparación con un día de trabajo diurno. Los niveles de producción de insulina del turno de noche fueron entre un 40 a 50 por ciento más altos que durante el día.

“Es sorprendente que sólo trabajar de noche pueda afectar significativamente la tolerancia a la glucosa y los niveles de insulina”, dijo el autor principal Christopher Morris, investigador postdoctoral en el Programa de Cronobiología Médica de la División de Medicina del Sueño de Brigham y de la Universidad de Harvard. “Estos hallazgos son importantes porque demuestran, en condiciones de laboratorio altamente controladas, que la exposición continuada a trabajar de noche altera la tolerancia a la glucosa y eso puede conducir claramente a la diabetes tipo 2.”

trabajar de noche

trabajar de noche

El extracto de la investigación fue publicada recientemente en un suplemento de la revista Sleep. En el grupo de estudio se incluyeron 13 adultos sanos, no obesos sin antecedentes significativos de trabajo nocturno. La dieta era isocalórica, incluyendo las comidas mixtas estandarizados en los días 1 y 3 de día / noche de trabajo para evaluar la glucemia y respuestas a la insulina. Los sujetos comenzaron a comer a las 8 am (día de trabajo) o 20:00 (trabajar de noche) y tenían que terminar de comer en 20 minutos. Una muestra de sangre en ayunas fue tomada antes de la comida, y a continuación, las muestras de sangre adicionales se extrajeron cada 10 minutos durante 90 minutos, a continuación, cada 30 minutos durante 90 minutos. Sólo se veían resultados relacionados con la mezcla de comidas que se consumían en el día 1 del trabajo nocturno.

Trabajar de noche, según los autores es una práctica que sólo en Estados Unidos llevan a cabo unos 8,6 millones de personas. Estas personas realizan regularmente trabajo nocturno, y esto se asocia con el riesgo de diabetes tipo 2 en los estudios epidemiológicos que acabamos de explicar.

Fuente imagen: http://www.freedigitalphotos.net/