Justo ahora que millones de personas tienen prohibido salir de casa por la alerta sanitaria del COVID-19, muchas de esas personas con diabetes y con necesidades de insulina, justo en este momento hemos conocido que recientemente se ha llevado a cabo por primera vez una entrega de insulina utilizando un dron y se ha documentado. Los investigadores dicen que la nueva tecnología de drones podría algún día acudir al rescate haciendo entregas urgentes a ubicaciones remotas, también ante situación de emergencias o catástrofes naturales. Una tecnología que de estar más desarrollada y documentada ahora mismo se podría estar utilizando para evitar que las personas con diabetes salieran de casa a por su insulina.

El vuelo

El vuelo de prueba del dron duró 16 minutos y tuvo lugar en Septiembre de 2019 en Galway, Irlanda, a las Islas Aran, a unas 12 millas de la costa oeste de Irlanda. Aunque la información la hemos conocido ahora.

En los últimos años las fuertes tormentas en la zona han interrumpido el acceso a la atención médica en Irlanda. Por este motivo un equipo internacional de investigadores quería encontrar una manera de ayudar a las personas con diabetes en regiones remotas que podrían quedar varadas durante días después de un desastre sin acceso a medicamentos.

El proyecto de drones se describe en un resumen publicado en una edición complementaria especial del Journal of the Endocrine Society .

Valoraciones

Los investigadores aseguran que “ahora tenemos la tecnología y los protocolos de drones para administrar medicamentos y suministros para la diabetes en un desastre real si es necesario”, dijo el investigador principal Derek O’Keeffe. Es endocrinólogo consultor en la Universidad Nacional de Irlanda, Galway.

“Este es un hito en la mejora de la atención al paciente”, agregó en un comunicado de prensa de la Endocrine Society.

La planificación anual del equipo médico internacional para el vuelo de prueba del dron requirió la aprobación de funcionarios de aviación, farmacéuticos y médicos.

“La insulina puede estar fuera de la nevera durante horas, pero no puede exponerse al calor extremo, por lo que la colocamos en un paquete aislado”, dijo la Dra. Spyridoula Maraka, endocrinóloga de Veterans Healthcare de Arkansas Central. “También pusimos un candado de seguridad en el paquete en caso de que el dron no llegara al lugar correcto”, explicó en el comunicado de prensa.

El vuelo de prueba tuvo otro importante hito. El dron regresó con una muestra de sangre recolectada del paciente para monitorizar el control del azúcar en sangre.

El uso de drones para monitorear pacientes podría salvar vidas, dijo el equipo médico. “Un paciente con diabetes tipo 1 podría desarrollar cetoacidosis diabética potencialmente mortal después de más de un día sin insulina”, dijo Maraka. “Una muestra de sangre nos permitiría diagnosticar y tratar adecuadamente la afección”.

Conocer esta noticia justo cuando miles de personas están aisladas, abre la posibilidad de suministrar en un futuro mediante el uso de un dron la insulina o cualquier otro tipo de producto que necesite una persona con diabetes.