España continúa con tasas de exceso de peso infantil muy elevadas. Según el último informe nuestro porcentaje de obesidad infantil era superior al de Estados Unidos, pese a la idea preconcebida de que en Norte America hay más casos. En España estamos en un 19% de los niños mientras que ese porcentaje más allá del Atlántico es del 16%. Aquí tienes la noticia.

El pediatra Xabier Txakartegi advierte, en su tesis titulada ‘Exceso de peso infantil: intervención en Atención Primaria pediátrica’, que “el problema del exceso de peso infantil es grave”, ya que estos niños “han comenzado a desarrollar diabetes de tipo 2, hipertensión y otro tipo de enfermedades”. Unas enfermedades tradicionalmente asociadas a los adultos a partir de los 45 años y que cada vez con más frecuencia, como comenta el pediatra aparecen en menores de edad, en los niños.

Txakartegi ha medido durante varios años el índice de masa corporal (IMC) de los niños y niñas de Gernika-Lumo, y, entre otras cosas, ha concluido que aplicando ciertas medidas preventivas el nivel de obesidad no ha descendido pero han conseguido que no ascienda. El autor de la tesis ha admitido que esperaba mejores resultados en lo que respecta a la influencia que podría tener la lactancia materna en el exceso de peso.

Según ha explicado, los grupos de pediatría de Atención Primaria “pueden influir en la ralentización del exceso de peso infantil  o, por lo menos, pueden impedir el incremento de la tasa de prevalencia”. “Nosotros hemos tomado tres tipos de medidas: las dirigidas a toda la sociedad, las dirigidas a los centros educativos y las dirigidas a los niños, en particular”, ha indicado.

El grupo de pediatría de Gernika-Lumo ha realizado un seguimiento sistemático del Índice de Masa Corporal (IMC) de los niños y niñas durante 26 años, y, según sus conclusiones, no han apreciado “ninguna mejoría en lo que respecta a las tasas de prevalencia del exceso de peso infantil, pero, no obstante, el nivel de obesidad no ha crecido, al contrario de la mayoría de investigaciones”.

En su opinión, sí han obtenido “algún resultado positivo”, porque si se compara el IMC de niños y niñas de otros grupos pediátricos, en los que no han tomado las medidas que han tomado ellos, la población infantil de Gernika “está más sana, en lo que respecta al exceso de peso infantil”.

El grupo de pediatría envió una serie de recomendaciones a todos los centros educativos de Gernika-Lumo, entre otros, no celebrar cumpleaños y demás eventos como hasta entonces, sino de otra manera. También se envió varios consejos a las familias, como “comer cinco veces al día, dar mayor importancia al desayuno, evitar las grasas saturadas, no tomar bebidas azucaradas, etc”. “Fueron estas, más o menos, las medidas preventivas para hacer frente al exceso de peso”, ha explicado Txakartegi.