La Federación de Diabéticos Españoles (Fede) ha puesto en marcha, en colaboración con la farmacéutica Novo Nordisk, la campaña socio-sanitaria y educativa “Hipoglucemia: contrólalas, contrólate” para advertir de la importancia de la formación a la hora de prevenir hipoglucemias.

Según ha informado esta organización en un comunicado, de las más de 700.000 personas con diabetes en la Comunidad Valenciana, entre el 10 % y el 20 % sufre al año una hipoglucemia grave que, si no se ataja rápidamente, puede derivar en un coma.

También advierte de que “la alta asistencia a urgencias por episodios hipoglucémicos revela que aún es bajo el nivel de autocontrol de los pacientes con diabetes , enfermedad responsable de la ocupación del 20-30 % de las camas hospitalarias y del 6,3-7,4 % del gasto sanitario nacional”.

Las hipoglucemias se producen por una disminución de los niveles de glucosa en sangre y provocan alteraciones como visión borrosa, temblores, taquicardias, menor capacidad de raciocinio, cefalea, sudoración o mareo.

Con motivo de esta campaña, la sede de la Asociación Valenciana de Diabetes acogió una jornada informativa en la que intervienieron Juan Francisco Merino, jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, y Amparo Sellés, vicepresidenta de la asociación.

Según el doctor Merino, “no solo resulta esencial la formación de los propios pacientes, sino también la de sus familiares y entorno más cercano. Todos ellos deben saber cuáles son los síntomas de las hipoglucemias, cómo reconocerlos, a qué se deben y cómo atajarlos”.

“En los casos leves, la persona afectada debe ingerir de inmediato azúcar e hidratos de carbono de absorción más lenta, y en los más graves, recibir suero con glucosa o una inyección de glucagón”, ha añadido.

Según las mismas fuentes, en España, casi el 14 % de la población adulta padece diabetes , el 90-95 % de tipo 2 (producida por una secreción insuficiente de insulina por el páncreas y un aumento de la resistencia tisular a los efectos de la insulina).

Se calcula que entre el 20 % y el 30 % de las camas de los hospitales están ocupadas por personas con alguna enfermedad relacionada con la diabetes y que entre el 6,3 % y el 7,4 % del gasto sanitario nacional se destina a prevenirla y tratarla.