La división ‘eHealth’ de Telefónica ha desarrollado un servicio de telemedicina del mismo nombre que va a permitir la monotorización de pacientes crónicos como son los diabéticos. Mediante este sistema, una expedición compuesta por cuatro diabéticos, y liderada por el alpinista Josu Feijóo, desarrollará jornadas de ‘trekking’ en el Everest durante el mes de septiembre. De esta manera, esta innovación, para la que se ha contado con la colaboración de la Fundación Deporte Joven del Consejo Superior de Deportes (CSD), va a posibilitar que los enfermos de patologías crónicas lleven al médico “en su bolsillo”, explica el también diabético Feijóo. Esto va a ser posible porque será accesible desde móviles y tabletas con una simple descarga.

En este sentido, el director global de ‘eHealth’ Telefónica, José Perdomo, ha explicado que, en el caso de los pacientes con diabetes , el glucómetro estará conectado vía ‘bluetooth‘ al teléfono del paciente, al que llegará la información de su nivel de azúcar en sangre que también será referida al programa desde el que el médico gestiona su cuidado. De esta manera, el sanitario “puede actuar antes de que el paciente acabe en el hospital”.

Y es que, mediante esta aplicación los expertos de la compañía esperan que se reduzca el número de complicaciones en los enfermos, tales como ingresos hospitalarios o visitas a urgencias. Además, creen que supondrá un ahorro para las arcas públicas, ya que cada día en el hospital por paciente cuesta al Estado “entre 600 y 1000 euros”, significa el experto. “En Reino Unido ya se ha probado con 6.000 pacientes y se ha observado que la mortalidad ha caído un 45 por ciento y los costes entre un 8 y un 10 por ciento. Nuestros números preliminares son cercanos”, añade Perdomo aludiendo al estudio que han realizado con pacientes de insuficiencia cardiaca del Hospital del Mar de Barcelona.

En cuanto a la implantación de este sistema de alertas y de comunicación médico-paciente, el representante de Telefónica ha asegurado que ‘eHealth’ ya ha sido expuesto a las Consejerías de Salud y que espera que empiece a funcionar en algunas de ellas “en los próximos meses”. Sin embargo, indica que la aplicación de esta innovación, que tiene un coste de “entre 100 y 200 euros por paciente, dependerá de la velocidad de ellas”.