Este es uno de esos reportajes que nos gusta escribir en Canal Diabetes. Se trata de temas relacionados con el avance científico en la búsqueda de una solución para la diabetes. En esta ocasión queremos hablarles de Karmella Haynes, una científica americana que centra en estos momentos gran parte de su esfuerzo en conocer como funcionan o no las células del cuerpo humano. En concreto focaliza estos meses su investigación en el funcionamiento del páncreas y espera con sus avances producir nuevos tratamientos más efectivos para la diabetes.

El proyecto en el que está totalmente implicada Karmella Haynes está siendo realizado por el SynBERC (Centro de Investigación Nacional) apoyado por la Fundación Nacional de Ciencia (NSF). La NSF recientemente le otorgó una subvención de $ 81,000 para apoyar su proyecto. Karmella Haynes pretende desarrollar monitores sintéticos avanzados para realizar un seguimiento de las condiciones de desarrollo y de salud de las células del cuerpo humano. Y en concreto centra sus investigaciones en las células de los islotes pancreáticos que son esos pequeños grupos de células del páncreas que producen glucagón e insulina y que ayudan al cuerpo a quemar el azúcar y mantener los niveles de azúcar en la sangre. Cuando esos islotes fallan se desencadena la diabetes.

Karmella Haynes

Karmella Haynes

Karmella Haynes hizo crecer las células pancreáticas que producen el glucagón y la insulina en un cultivo artificial (fuera del cuerpo), lo que le permitió estudiar los efectos de determinadas proteínas sintéticas y de ADN en esas células. En el pasado, tales cultivos de células se hicieron en superficies planas. Karmella Haynes colaborará ahora con los laboratorios del MIT para crecer y estudiar las células en un biomaterial translúcido tridimensional que asegura “será capaz de hacer observaciones desde una vista tridimensional y nos dará una visión mucho más holística de cómo los tratamientos afectan el tejido de los islotes pancreáticos, y de las formas en las que podemos manipular genéticamente las células para que la enfermedad se pueda tratar con eficacia. Podemos tener una mejor comprensión del proceso de crecimiento adecuado de esa pequeña masa de células pancreáticas que es fundamental para prevenir el desarrollo de la diabetes.”

Karmella Haynes dice que uno de los objetivos de su proyecto es la revelación de la física subyacente el enrollamiento y desenrollamiento de las cadenas de ADN y utilizar ese conocimiento para “diseñar proteínas pequeñas que entren en las células y controlen el enrollado y desenrollado de ADN para que el páncreas produzca los niveles adecuados de insulina”.