¿La cerveza es una aliado en la prevención de la diabetes? Pues resulta que existen componentes de la cerveza, como la fibra soluble, los compuestos polifenólicos, los minerales y la baja graduación alcohólica, que podrían actuar sobre los mecanismos y procesos que desencadenan la diabetes y sus complicaciones.

Esta es la principal conclusión de la revisión bibliográfica ‘Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus‘, elaborada por Franz Martín Bermudo, Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla y representante de la Sociedad Española de Diabetes, según ha explicado el Centro de Información Cerveza y Salud (CICS).

El documento ha sido presentado este lunes en la Asociación Navarra de Diabetes. Según numerosas investigaciones, la alimentación es uno de los factores más influyente en la prevención de la diabetes. En este sentido, se ha comprobado que los nutrientes pueden producir modificaciones de la microbiota, alterar la inmunidad intestinal y contribuir a la prevención de la Diabetes Mellitus 1 en personas con una susceptibilidad genética a padecer la enfermedad. Entre estos nutrientes se encuentran los polifenoles. “La cerveza es rica en polifenoles y podría ser que estos compuestos indujeran una modificación de la flora intestinal y que este cambio generara una microbiota con un balance que contribuyera a la mejora de la inmunidad intestinal. De esta manera, un consumo moderado de cerveza podría proteger frente al desarrollo de Diabetes Mellitus 1 en personas con predisposición a tener esta enfermedad” ha asegurado el doctor Franz Martín Bermudo.

Por otra parte, en el caso de la Diabetes Mellitus 2, también existen evidencias que relacionan el consumo de alimentos, nutrientes y dietas con la aparición de esta enfermedad. Entre los factores que reducen el riesgo de padecer Diabetes Mellitus 2 se encuentran una dieta rica en fibra y el consumo de polifenoles. Además, en cuanto a los minerales, el déficit en los niveles de magnesio se relaciona con el incremento del riesgo de padecer Diabetes Mellitus. “En este sentido, la cerveza es una bebida con contenido en magnesio, fibra y polifenoles como las isohumulonas. Además, se ha estudiado que el consumo moderado de cerveza, gracias a la presencia de sus polifenoles, es capaz de aumentar la capacidad antioxidante del plasma”, ha explicado Martín Bermudo.

Según el documento ‘Efecto preventivo y protector del consumo moderado de cerveza en la Diabetes Mellitus’, existen trabajos que indican que la ingesta de alimentos con actividad antioxidante mejora el grado de estrés oxidativo e influye positivamente en la aparición y evolución de las complicaciones de la diabetes. “En cuanto a los procesos inflamatorios que están presentes en las complicaciones macro y microvasculares de la diabetes es importante destacar el papel antiinflamatorio que pueden jugar la fibra y los compuestos fenólicos de la cerveza”, ha sostenido Franz Martín Bermudo, que también ha destacado que “las isohumulonas y el xantohumol presentes en la cerveza son importantes en la prevención, control y evolución de la Diabetes Mellitus”.

CERVEZA Y DIETA MEDITERRÁNEA

El estudio ‘Cerveza, Dieta Mediterránea y enfermedad cardiovascular’, elaborado por el Hospital Clínic de Barcelona y la Universidad de Barcelona, ha puesto de manifiesto que las personas que consumen cerveza habitualmente de forma moderada presentan una menor incidencia de diabetes mellitus e hipertensión -factores de riesgo en la enfermedad cardiovascular-, así como unas cifras de HDL-colesterol mayores que los no bebedores.Así, el consumo moderado de cerveza (un máximo de 3 cañas para los hombres y 2 para las mujeres) puede tener “efectos positivos” para el organismo, siempre que se trate de individuos adultos y sanos.