A vueltas con los frutos secos y en este caso con las almendras. Aquí en Canal Diabetes en más de una ocasión os los hemos recomendado de manera controlada por ser uno de los grandes aliados de la alimentación de un paciente con diabetes. Y ahora un estudio científico lo confirma. El estudio publicado en la edición de octubre de la revista European Journal of Clinical Nutrition ha encontrado serias evidencias de los beneficios que tiene comer unos 42,5 gramos de almendras al día. Al parecer la ingesta de esa cantidad de almendras reduce el hambre y mejora la dieta con vitamina E y nuestro peso corporal no aumenta.

El estudio dirigido por investigadores de la Universidad Purdue, ha investigado los efectos del consumo de almendras entre las comidas sobre el peso y el apetito. El picoteo, o el comer entre horas, suele ser lo que a muchas personas les altera la dieta. Una buena opción para combatir ese pequeño placer de comer a destiempo siempre ha sido la ingesta de algún tipo de fruta. Una propuesta a la que podríamos añadir las almendras según este informe presentado hace unos días.

El estudio incluyó a 137 participantes adultos con riesgo de padecer diabetes tipo 2. Los participantes se dividieron en tres grupos: un grupo de control que evitó todos los frutos secos y semillas, un grupo de almuerzo que comió los 42,5 gramos de almendras todos los días, y un grupo de merienda que consumió la misma cantidad de frutos secos, almendras tostadas. A los participantes no se les dio ninguna otra instrucción dietética que seguir sus patrones usuales de alimentación y de actividad física.

A pesar de consumir aproximadamente 250 calorías adicionales por día, gracias a las almendras, los participantes no aumentaron el número total de calorías lo que evitó la ganancia de peso durante el transcurso del estudio que duró cuatro semanas. “Esta investigación sugiere que las almendras pueden ser una opción buena merienda, especialmente para quienes se preocupan por el peso”, explica Richard Mattes, PhD, MPH, RD, profesora distinguida de nutrición ciencia en la Universidad de Purdue y el investigador principal del estudio. A esto debe sumarse la capacidad que tienen las almendras para saciar el hambre y no seguir comiendo.

Las almendras reducen la hambre y el peso

Las almendras reducen la hambre y el peso

El nuevo estudio sugiere que las almendras no tienen ningún impacto en el peso corporal y añade que las almendras son una selección de aperitivos inteligentes que puede ayudar a mantener un peso saludable. A todo esto se le suma que la grasa monoinsaturada y la ingesta de vitamina E aumentó significativamente en todos los grupos de almendra en comparación con el valor basal y el grupo control. Estos hallazgos sugieren que las almendras pueden ser una opción de snack satisfactorio para ayudar a mantener un peso saludable.