Investigadores de Helmholtz Zentrum München y LMU Munich (Alemania) han hallado un objetivo molecular para prevenir la diabetes. Según el estudio, publicado por la revista ‘Nature Communications’, este descubrimiento podría ayudar a retrasar o prevenir la diabetes tipo 1.

Durante el estudio, los investigadores han logrado descifrar un mecanismo que perjudica la diferenciación y la estabilidad de las células T reguladoras, comúnmente llamadas tregs. Estas células tregs son las encargadas de prevenir reacciones inmunes excesivas en personas sanas, pero por si solas, no son protección suficiente a la hora de frenar el desarrollo de la diabetes tipo 1.

Ante esta situación, los investigadores optaron por inhibir la molécula desencadenante del mecanismo. Al hacerlo, los expertos apreciaron que se formaba un mayor número de células tregs funcionales nuevas. Además, también se reducía la activación autoinmune, lo que supone la aparición de un objetivo molecular para prevenir la diabetes tipo 1.

Situación actual

Con el objetivo de averiguar si los hallazgos podrían ser útiles también para abrir nuevos enfoques terapéuticos en el futuro, los científicos bloquearon específicamente la molécula miRNA142-3p. Esta molécula contribuye al desarrollo y progresión de la autoinmunidad, lo cual mejora la estabilidad de las células T reguladoras.

Por ahora, el equipo de expertos que está llevando a cabo el estudio ha destacado como la investigación detallada de los mecanismos subyacentes condujo a la identificación de objetivos prometedores para futuras estrategias de intervención. La inhibición dirigida de miRNA142-3p podría abrir nuevas formas de reducir la actividad del sistema inmune contra sus propias células productoras de insulina“.