Hoy hemos podido leer con sorpresa y satisfacción a la vez, lo publicado en el Medical News Today, donde titulan que es posible que en 20 años exista una vacuna para la diabetes tipo 1. Una predisposición positiva basada en los últimos avances científicos.

La asociación del Reino Unido Diabetes UK ha anunciado el mayor programa de investigación de la historia de la sanidad para tratar de desarrollar una nueva vacuna para la diabetes tipo 1 en las próximas dos décadas. Un logro que podría transformar y mejorar la vida de los millones de personas.

La diabetes tipo 1 afecta a alrededor de 300.000 personas en el Reino Unido (un 10% de todos los casos de diabetes). La enfermedad se desarrolla cuando el cuerpo es incapaz de producir insulina como resultado de la destrucción autoinmune de las células productoras de insulina beta en el páncreas.

La diabetes tipo 1 no es el resultado del estilo de vida. Afecta a las personas a una edad mucho más joven que la diabetes tipo 2, y no es causada por el exceso de peso o sedentarismo. En pocas palabras, no hay nada que se pueda hacer para prevenir la diabetes tipo 1.

La Diabetes UK cree que la vacuna para la diabetes tipo 1 sería particularmente eficaz en ayudar a las personas a manejar su enfermedad y mejorar su esperanza de vida. El Dr. Rankin, director de la investigación ha dicho que “tiene el potencial de ser uno de los grandes avances médicos en la primera mitad del siglo XXI y hay una gran sensación de emoción en la comunidad científica ya que se está construyendo un futuro en el que la diabetes tipo 1 se puede parar en seco.” 

vacuna para la diabetes tipo 1

vacuna para la diabetes tipo 1

Durante años, los científicos han estado llevando a cabo investigaciones sobre los posibles objetivos para el tratamiento de las áreas del sistema inmunológico. Ensayos clínicos iniciales fueron decepcionantes, ya que no dieron con la cura. Sin embargo, después de años de estudio los investigadores creen que los ensayos a pesar de que los tratamientos no impiden el desarrollo de la enfermedad, todavía podían ser utilizados para reducir potencialmente las complicaciones de salud asociadas.

Confiemos en este tipo de enunciados siempre con las serenidad necesaria para afrontar este tipo de noticias tan grandilocuentes. Es posible que la vacuna para la diabetes tipo 1 esté más cerca de lo que imaginamos, ojalá así sea.

Imagen; http://www.freedigitalphotos.net