Para evitar el desarrollo de la diabetes tipo 2 la mayoría de los médicos aconsejan una alimentación sana y la actividad física como ejes fundamentales de la prevención. Ahora además, los investigadores van más allá y dicen que hay algo más que usted podría hacer que es controlar también la llamada carga de ácido dietética. Es decir consumir carne, entre otros alimentos ácidos, puede aumentar sus posibilidades de padecer diabetes.

El Dr. Guy Fagherazzi y el Dr. Francoise Clavel-Chapelon, del Centro de Investigación en Epidemiología y Salud de la Población del INSERM, en París publicaron hace unos días en la revista Diabetología que una dieta rica en productos de origen animal y otros alimentos ácidos puede causar una carga de ácido en el cuerpo que acabe presentando una serie de complicaciones serias para la salud. Esto incluye la reducción de la sensibilidad a la insulina, lo que puede conducir a la diabetes tipo 2, según este nuevo estudio.

“Hemos demostrado por primera vez en un gran estudio prospectivo que la carga ácida alimentaria, como consumir carne, se asoció positivamente al riesgo de diabetes tipo 2, al margen de otros factores de riesgo conocidos para el desarrollo de la diabetes”, dijeron los investigadores. “Nuestros resultados deben ser validados en otras poblaciones, y pueden conducir a la promoción de dietas con una carga baja acidez para la prevención de la diabetes.”

consumir carne roja

consumir carne roja

Cuando hablamos de productos de origen animal nos referimos a consumir carne, huevos y productos lácteos. Se cree que un mayor consumo de frutas y verduras por el contrario da lugar a una carga de ácido inferior según los investigadores.Al contrario de lo que generalmente se cree, la mayoría de las frutas como los plátanos, e incluso los limones y las naranjas en realidad reducen la carga de ácido en una dieta una vez que el cuerpo los ha procesado.

El estudio al que estamos haciendo referencia incluyó a más de 66.000 mujeres en toda Europa que fueron seguidas durante más de 14 años. Durante ese tiempo, casi 1.400 de las mujeres fueron diagnosticadas con diabetes tipo 2 y muchas de ellas tenían una carga de ácido elevada por entre otras cosas consumir carne.

Las personas con dietas altas en alimentos ácidos tenían un 56 por ciento más de probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 que las personas con dietas bajas en alimentos ácidos, según el estudio, que fue publicado recientemente en la revista Diabetología.

Este vínculo entre una dieta muy ácida y mayor riesgo de diabetes se mantuvo incluso después de que los investigadores ajustaron los hábitos alimentarios, el consumir carne y el consumo de frutas, verduras, café y bebidas azucaradas. El estudio, sin embargo, demuestran que una dieta muy ácida realmente causa diabetes tipo 2.