Un grupo de científicos italianos asegura que beber más de tres tazas de café al día puede duplicar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en una persona. Científicos que añaden que el consumo de café puede aumentar el riesgo de prediabetes (etapa temprana de la diabetes tipo 2) en aquellos adultos que metabolizan la cafeína lentamente y sufren hipertensión.

Este grupo de investigadores italianos estudió a unos 1.180 pacientes de edades comprendidas entre los 18 y 45 años, con hipertensión pero sin diabetes tipo 2 y bebedores habituales de café. El 87 por ciento bebió de una a tres tazas al día, mientras que el 13 por ciento bebió más.

El estudio encontró que el 42 por ciento de los participantes metabolizaban de forma rápida la cafeína y el 58 por ciento de una forma más pausada.

Durante los seis años del estudio los científicos diagnostican prediabetes en un 24 por ciento de los pacientes. Hayaron que los adictos a la cafeína duplicaron un 50% su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

El doctor Lucio Mos, del Hospital San Daniele Cardiología en Udine, noreste de Italia, dijo que “el estudio muestra que el consumo de café aumenta el riesgo de prediabetes en adultos jóvenes con hipertensión que son metabolizadores lentos de cafeína. El riesgo es aún mayor si estas personas tienen sobrepeso o son obesos, y si son grandes bebedores de café”

Al metabolizar lentamente la cafeína están expuestos durante un tiempo más largo a los efectos perjudiciales de la cafeína sobre el metabolismo de la glucosa. Por lo tanto, el efecto del café sobre la prediabetes depende de dos factores, la cantidad de consumo diario de café y los antecedentes genéticos del individuo.