El uso de glucómetros más exactos permitiría ahorrar hasta 7,74 millones de euros en España, además de mejorar el resultado clínico y reducir la incidencia de complicaciones en el tratamiento de la diabetes.

Es lo que anuncia en un comunicado, la compañía Ascensia Diabetes Care quien ha explicado que esta es una de las conclusiones a las que se ha llegado durante la sesión ‘El control de la diabetes y resultados en salud’, que organizó esta semana en Barcelona junto con la fundación redGDPS y en la que han participado más de 60 expertos en diabetes.

En el encuentro, los investigadores han asegurado que la elección del glucómetro y de las tiras reactivas “debe individualizarse y ajustarse a las necesidades del paciente, más allá de criterios preestablecidos”.

La jornada ha contado con varias mesas de discusión, donde se han tratado temas como la situación actual de la diabetes en Cataluña o los distintos aspectos epidemiológicos relacionados con el control de la patología y el consumo de antidiabéticos, así como las recomendaciones del Consejo Asesor sobre la Diabetes en Cataluña.

Según este órgano, hay que “individualizar el número de controles glucémicos en función del tratamiento y del control metabólico del paciente, y teniendo en cuenta la diferencia que existe en pacientes bien o mal controlados”.
Los expertos también han abordado la distribución de los costes en los pacientes con diabetes tipo 2 en Cataluña y han constatado que las hospitalizaciones y los fármacos, con un 42 % y 30 % del coste respectivamente, son los principales actores del impacto presupuestario.
En cambio, en el caso de las tiras reactivas, según los datos expuestos, supone únicamente un 1,6 % del coste total.