La pubertad o adolescencia es en sí un período muy delicado que hay conocer y tratar de la mejor manera posible. En el caso de la diabetes saber tratar la pubertad se convierte en una cuestión trascendental a tenor de las últimas informaciones.

La semana pasada pudimos leer en la revista Health Day News que las niñas que comienzan a menstruar antes que la mayoría pueden tener más posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta, según un estudio reciente.

El estudio de las mujeres se ha realizado en ocho países europeos y no confirma que la diabetes tipo 2 causa la pubertad precoz, pero sí apunta a una asociación. “El cuerpo de una mujer en la pubertad está pasando por muchos cambios”, dijo Cathy Elks, investigadora de la Unidad MRC Epidemiología en la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

Para el estudio, publicado en la edición de noviembre de Diabetes Care , Elks y sus colegas examinaron los registros médicos de más de 15.000 mujeres en la pubertad y encontraron que aquellas que comenzaron a menstruar en edades entre los 8 y 11 años eran un 70 por ciento más propensas a desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que comenzaron a menstruar a partir de los 13 años, es decir en la edad media en la que la pubertad femenina se manifiesta más claramente.

Otros estudios han demostrado que las niñas que inician la pubertad antes son también más propensas a desarrollar obesidad, enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer.

la pubertad

la pubertad

Los investigadores ajustaron sus estadísticas para eliminar el efecto de la obesidad y encontraron que las que comenzaron la pubertad antes todavía tenían un mayor riesgo de diabetes, aunque el exceso de peso a menudo parece jugar un papel global. “Estos hallazgos sugieren que la pubertad precoz tiene un efecto sobre el riesgo de enfermedad metabólica, que está parcialmente medida por el aumento de índice de masa corporal, pero también tiene algún efecto directo a través de otras vías biológicas que actúan de forma independiente de la adiposidad o grasa corporal.

Según los investigadores la incidencia de la diabetes tipo 2 se ha disparado en las últimas décadas, coincidiendo con una disminución en el promedio de edad de la pubertad.