La diabetes gestacional es un tipo de diabetes del que se habla poco y eso que alrededor del un nueve por ciento de las mujeres embarazadas tienen diabetes gestacional. Un tipo de diabetes que generalmente desaparece después del parto. La estadística confirma que cerca de la mitad de estas mujeres desarrollan diabetes tipo 2 más adelante en su vida, en edades cercanas a los 50 años. Un nuevo estudio recientemente publicado sugiere ahora dos maneras para reducir significativamente el riesgo de desarrollar esa diabetes tipo 2.

Los investigadores estudiaron a 350 mujeres con antecedentes en diabetes gestacional, y a su vez estas mujeres fueron comparadas con 1.400 embarazadas más pero sin antecedentes en diabetes gestacional. Las mujeres recibieron al azar tres tratamientos. Uno de ellos era un programa de ejercicio con una dieta intensiva, otro un plan con metformina y un tercero con un placebo.

En general, las mujeres con antecedentes de diabetes gestacional tuvieron un 48 por ciento más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 durante el estudio de 10 años y en comparación con las mujeres que no habían desarrollado diabetes gestacional durante el embarazo. La metformina redujo el riesgo después del embarazo de la diabetes gestacional en un 40 por ciento, mientras que el programa de estilo de vida redujo ese riesgo en un 35 por ciento.

Entre las mujeres que nunca habían tenido diabetes gestacional, el fármaco no fue eficaz, pero el programa de estilo de vida si redujo significativamente el riesgo de padecer diabetes tipo 2. El estudio está publicado on line en The Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Las mujeres con diabetes gestacional “todavía están en alto riesgo incluso muchos años después”, dijo el autor principal, el Dr. Vanita R. Aroda , un investigador médico en el Instituto de Investigación de la Salud MedStar “, y esos riesgos pueden reducirse con metformina o con un estilo de vida saludable. Esto tiene importantes beneficios para la salud pública “.