“La obesidad infantil y mórbida ha pasado de ser un evento raro a una ocurrencia común. La obesidad ahora representa una carga alarmante para las personas, las sociedades y las economías en los países de la OCDE y más allá” Así concluye el primer informe sobre obesidad y sobrepeso creado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) durante los últimos 10 años.

Este informe sobre el sobrepeso insiste en los beneficios económicos y para la salud pública que las naciones podrían obtener al invertir en estrategias efectivas para combatir las tasas de obesidad.

Este nuevo informe detalla que el sobrepeso, sin sumarse a otras patologías como la diabetes tipo 2 asociada a obesidad y sendetarismo, puede reducir en casi 3 años la esperanza de vida, cifra que aumenta a 4 años en países como Estados Unidos.

En 2009, 1 de cada 5 individuos de los 36 países que forman parte de la OCDE, era obeso. En 2019 el promedio es de 1 de cada 4 individuos, lo que significa que 50 millones de personas más padecen obesidad.

Francesca Colombo, jefa de la División de Salud en la OCDE concluye que “desde nuestro informe inicial hace una década, hemos progresado bastante, ciertamente en términos de conciencia [sobre la obesidad], y ciertamente en términos de políticas gubernamentales y conciencia de la industria. Pero lo que hemos hecho no es suficiente. El sobrepeso y la obesidad tienen un alto costo en la economía. Es realmente una imagen bastante sorprendente”.

Sobrepeso y diabetes tipo 2

La relación entre sobrepeso y diabetes tipo 2 es directa y de ida y vuelta. El sobrepeso y la obesidad incrementan el riesgo de que una persona adquiera diabetes tipo 2 a lo largo de su vida. Y si una persona ya tiene diabetes tipo 2 y aumenta de peso será aún más difícil para él o ella controlar su nivel de azúcar en la sangre, y por lo tanto las complicaciones en su salud se agravan.