La Spartan Race es una modalidad deportiva que aterrizó en España en 2014. Se trata de una carrera de obstáculos durante la cual, los participantes, deben enfrentarse a diferentes pruebas. “Te sacan de tu zona de confort, te obliga otra vez a ser niño, te mete en el barro”, comenta Alejandro Samper un deportista de élite con diabetes tipo 1.

Alejandro Samper, que convive con su diabetes tipo 1 desde los 13 años, se atrevió con su primera Spartan Race en 2015 en la competición de Barcelona. “Me di cuenta que me daba algo diferente, me ha puesto a prueba la diabetes y me han puesto a prueba las Spartan Race”.

Los desafíos a los que deben enfrentarse los corredores durante la Spartan Race, requieren mucha preparación previa. Este tipo de entrenamientos, en los que se trabaja la resistencia, son conocidos por sus beneficios metabólicos, la pérdida de grasa y un mejor control de la glucosa en sangre.

Practicar algún tipo de actividad física de forma regular ayuda a prevenir la diabetes tipo 2 y mejorar el control de la diabetes tipo 1 y 2. Mantener hábitos de vida saludables y evitar el sedentarismo permite controlar indicadores cardiovasculares como el colesterol o la presión arterial, ambos relacionados con la diabetes.

Aquí puedes ver el vídeo de la entrevista en Telemadrid a Alejandro Samper: http://www.telemadrid.es/programas/deportes-tn/Alejandro-Samper-diabetico-Spartan-Racep-2-2167903205–20191015034646.html

“Soy padre, trabajo y a parte soy deportista de élite, mi rutina de entrenamiento es amoldarme al día y encontrar tiempo para ello” comenta Alejandro Samper.  Todo este esfuerzo le han llevado a acabar en el puesto 25 durante el Mundial de Spartan Race de 2018, disputado en Estados Unidos.

“No te sirve lo que pasó ayer ni lo que va a pasar mañana, te sirve lo que está delante de ti”. Alejandro Samper, que tiene clara su filosofía de vida, sabe bien que la diabetes no es un obstáculo a la hora de hacer deporte. Si la Spartan Race es sinónimo de superación, él es un gran ejemplo.