Un estudio genético a gran escala que ha incluido participantes multiétnicos ha identificado más regiones del genoma vinculadas a los rasgos relacionados con la diabetes de tipo 2 que si la investigación se hubiera realizado sólo con europeos, según publican los investigadores en la revista ‘Nature Genetics‘.

La colaboración internacional MAGIC, formada por más de 400 académicos de todo elmundo, realizó un metaanálisis de asociación de todo el genoma dirigido por la Universidad de Exeter, en Reino Unido. Sus conclusiones demuestran que la ampliación de la investigación a distintas ascendencias produce más y mejores resultados, además de beneficiar en última instancia a la atención global de los pacientes.

Hasta ahora, casi el 87% de las investigaciones genómicas de este tipo se han realizado en europeos. Esto significa que la forma en que se aplican estos resultados puede no beneficiar de forma óptima a las personas de ascendencia no europea.

El estudio MAGIC

El equipo del estudio MAGIC analizó los datos de una amplia gama de cohortes, que abarcaban a más de 280.000 personas sin diabetes. Los investigadores examinaron los rasgos glucémicos, que se utilizan para diagnosticar la diabetes y controlar los niveles de azúcar e insulina en la sangre.

Los investigadores del estudio MAGIC  incorporaron el 30% de la cohorte global con individuos de origen asiático oriental, hispano, afroamericano, sudasiático y subsahariano. Al hacerlo, descubrieron 24 loci (o regiones del genoma) más vinculados a los rasgos glucémicos que si hubieran realizado la investigación sólo en europeos.

La profesora Inés Barroso, de la Universidad de Exeter, que dirigió la investigación, explica que “la diabetes de tipo 2 es un reto sanitario mundial cada vez más grande, y la mayoría de los mayores aumentos se producen fuera de Europa. Aunque hay muchos factores genéticos compartidos entre los distintos países y culturas, nuestra investigación nos dice que difieren, en formas que debemos comprender –prosigue–. Es fundamental para garantizar que podamos ofrecer un enfoque de medicina de precisión de la diabetes que optimice el tratamiento y la atención para todos”.