Se confirma lo que hace meses se insinuaba, la pandemia de Covid-19 y más concretamente el confinamiento ha tenido un impacto a nivel glucémico diferente en los pacientes con diabetes tipo 1 y pacientes con diabetes tipo 2. La investigación sobre el efecto del confinamiento en las personas con diabetes ha encontrado que, si bien las personas con tipo 1 vieron mejoras “significativas” en los valores glucémicos, las personas con tipo 2 se vieron afectadas negativamente.

Investigadores de Hochschule Fulda-Universidad de Ciencias Aplicadas de Alemania examinaron una serie de estudios para revisar el impacto del bloqueo del COVID-19 y más concretamente del confinamiento,  en el control glucémico de personas con diabetes. Se examinaron estudios que involucraron a 2.881 personas con diabetes tipo 1 y 1.823 personas con diabetes tipo 2.

Para aquellos con tipo 1, encontraron que el 72 por ciento de los estudios indicaron mejoras significativas en los resultados glucémicos, mientras que para la diabetes tipo 2, el 50 por ciento de las publicaciones observaron deterioros en el control glucémico.

Los investigadores, que utilizaron bases de datos como Cochrane Library, MEDLINE a través de PubMed y Web of Science Core Collection, dijeron: “Los valores glucémicos en personas con T1D mejoraron significativamente durante el confinamiento por COVID-19, lo que puede estar asociado con cambios positivos en el autocuidado y el manejo digital de la diabetes. En contraste, el bloqueo determinó más bien un empeoramiento a corto plazo de los parámetros glucémicos en pacientes con T2D. “Se requiere más investigación, particularmente sobre las causas y la gestión efectiva de T2D durante el confinamiento”.

A priori, las causas de ese empeoramiento en el control glucémico en tipo 2 podrían estar en la poca penetración de la tecnología de la diabetes en este colectivo, o en el miedo de estos pacientes durante el confinamiento a visitar presencialmente a sus médicos en los hospitales. En cualquiera de los dos casos, como dicen los investigadores faltan evidencias. No así, en el caso de personas con diabetes tipo 1, donde la tecnología está más instalada, y las consultas telemáticas, unido a la educación en diabetes de estos pacientes, puede haber sido la causa de estas mejoras glucémicas.

Puedes revisar el artículo al completo en este link https://dmsjournal.biomedcentral.com/articles/10.1186/s13098-021-00705-9